jueves, 3 de noviembre de 2011

Habrá un tercer cuento



Sí, sí... lo habrá. Y por fin lo he retomado. Lleva escrito y paralizado ya varios meses, pero todavía queda por pulir cosas importantes. Y como hoy es mi santo y estoy contenta (principalmente porque nunca lo celebré y al enterarme esta mañana me puse como niña con zapatos nuevos) pues he decidido daros algunos detalles.

Este tercer cuento será para niños un poco más mayores; tendrá más texto y, si soy capaz de cuadrarlo todo, será interactivo/participativo. Hará que los niños vayan decidiendo cosas a través de la lectura.

Todavía necesito un título (curioso... esta vez el título se hace esperar. Los otros dos cuentos fueron titulados muy rápidamente). También necesito elegir nombre para los personajes. Y en esta ocasión... como puedo redefinir varias cosas y me apetece hacer parte del cuento participativo, voy a contar con todas aquellas personas a las que les apetezca participar.

Así que... poner en marcha la imaginación, la ilusión, las ganas, la emoción, el corazón, la maternidad, la paternidad... ¡y todo lo que se os ocurra!  Y ahora sí...  aquí lanzo una pregunta. Cuando el cuento esté editado, sortearé 1 ejemplar entre todos los participantes;

- ¿Con qué objeto relacionaríais la dificultad para cumplir normas y por qué? Cuando digo objeto, digo cosa tangible, que se pueda coger entre las manos.

Aysss, qué emocionante.

20 comentarios:

Alba Arroyo dijo...

Hola!
Yo nunca comento pero siempre te leo!

Yo lo relaciono con una brújula... por las opciones de poder escoger un camino!

Mª JOSÉ C. dijo...

Yo lo relacionaría con una pelota. Cuando parece que tienes controlado su movimiento, un pequeño impulso más fuerte de lo normal la desequilibra y todo se tambalea. Muchos niños se esfuerzan en seguir las normas pero a veces una pequeña cosa lo desestabiliza y les aboca a perder el control y no seguir ciertas normas.

Paloma ♥ dijo...

Yo lo relaciono con un reloj despertador. Este objeto te marca la norma, te avisa de que debes despertarte a esa hora. Ahora, es tú esfuerzo el que hace que te levantes, de ahí la dificultad. Es el primer obstáculo con el que tienes que empezar todos los dias....

asun dijo...

Que bien otro libro¡¡¡¡¡¡ pues yo no soy muy de darle al coco,pero he pensado en un perrito o gato,porque si a los niños no les enseñas a atenderles,puede haber unas consecuencias,que se hagan pipi,que se pongan malitos,y creo que aprenden con ellos a ser responsables,amar la naturaleza,en fin quizá me he dejado llevar por mi amor por los bichos,jejeje......pero bueno con esto es como con todo,les fastidia hacer algunas cosas,pero tiene que aprender a ser responsables,a cada edad con lo que les toque claro...

En algun lugar de la China.... dijo...

Hola!!!! Yo lo relacionaria con una bicicleta,para alcanzar la meta hay que pedalear,,,con un poco de esfuerzo se puede conseguir mucho.Llevandolo a la vida cotidiana seria como entre todos,si todos cumplimos con las normas conseguiremos lo que queremos.Un saludo.

Mº Isabel Lillo dijo...

Bueno, cómo no has comentado exactamente las edades a las que se dirije el cuento, igual estos objetos no te son útiles, pero bueno haya voy.

Un objeto podría ser una pepita de oro, porque es cierto que aunque cumplir las reglas y normas puede ser desagradable, cada vez que las cumplamos extraeremos una lección valiosa de ellas, tal como el buscador de oro se esfuerza por encontrar la pepita de entre la arena, nos convertiremos en más maduros, sabios y prudentes,así llegaremos a ser mejores estudiantes, adultos seguros, y de ésta forma acumularemos un tesoro, nosotros mismos.

Por otra parte, también me gusta el objeto que define más que la dificultad, la recompensa de cumplir las normas (en positivo) y que es un premio en sí mismo ya que nos hace integros. Éste sería el ladrillo, porque un solo ladrillo podría ser insignificante pero es importante y ocupa su lugar, cuándo unimos uno tras otro, podemos construír algo más valioso, cómo una mansión, así que con cada uno de nuestros actos nos construimos.

Seguro que me he enrollado demasiado, ojalá te sea útil.

Meri dijo...

Enhorabuena!!! Otro libro!!! Qué bien!!! Qué ganas de tenerlo!!!
Sobre tu pregunta... me lo voy a pensar detenidamente y luego te contesto!
Un beso!

Laura dijo...

Un cubo de rubik.
por qué es dificil, porque nadie lo hace a la primera, hace falta practica, paciencia, repetición ... a veces tienes una cara de un color, piensas que estás apunto de conseguirlo pero no, se resiste, sigue costando... alguna vez lo consigues, consigues hacer todas las caras del mismo color, pero luego cuesta mucho volver a conseguirlo... y así, mil metáforas alrededor de este cubito pequeñito y mágico (como los niños)
Suerte en este nuevo cuento.
Nos dirás qué decides antes de que salga el libro?
Laura.

cris dijo...

Un puzle porque aunque cuesta unir todas las piezas una vez juntas es mucho mas facil volver a unirlas.

Mei dijo...

Querida Silvia...Nunca has pensado en hacer un cuento de adopción de Pasaje Verde?? Y cuyo inicio no sea idílico?? Creo que ha llegado la hora...no? de que alguien ponga encima de la mesa esas histórias que nadie cuenta y que no tienen por qué ser negativas...sino todo lo contrario...algo que empieza difícil y que se va tornando...feliz...
Es mi experiencia y...

sílvia dijo...

como me alegro tocaya!!!! tercer cuento..........

miles de gracias por ser como eres!

sílvia

Paty dijo...

Si señor, el tercer cuento!!!! te prometo este fin de semana pensar algo, pero para esto soy muy mala :-).
Por cierto, estoy con Mei, tu cuarto libro tiene que ser sobre pasaje verde, hay cicatrices que duelen mas que las que llevan ellos, asi que ellos se lo merecen.

Paty

Manuela dijo...

BIENNNN OTRO CUENTO!!
QUE ALEGRON ULTIMAMENTE SON ALEGRIAS CONTIGO SILVIA!! POR CIERTO MUCHAS FEKICIDADES!

LA PREGUNTA ...no es tan facil la respuesta, pero yo de entrada y sin pensarlo mucho lo relaciono con el piano, si, me costó mucho aceptar las normas la manera de poner las manos ...los dedos..uff no lo conseguí!!!

un super SUPER ABRAZO
Manuela

Ainhoa dijo...

Ya lo estoy esperando. Los otros dos los tengo y me encantaron.
En cuanto a la pregunta, es difícil. Dejame unos días, lo pienso y contesto aqui. OK!!
Un besazo

marina dijo...

Silvia,yo lo relacionaria con una búsqueda del tesoro en el que hay que seguir unas instrucciones,saber interpretar lo que dice el mapa para ir avanzando y llegar a la meta,que tendrá una recompensa,encontrar el tesoro.
Para conseguir llegar es necesario la constancia,descifrar,elegir el camino adecuado,quizás trabajo en equipo, ponerse de acuerdo,aceptar otras alternativas .

Anónimo dijo...

Cumplir las normas, coge una bola de plastilina, intenta darle forma, a la primera? no, seguro, necesitarás volver a hacerla bola más de una vez hasta que vaya tomando forma, poco a poco, saldrán de esa bola, todo lo que tu quieras, una cesta, una flor, un gato, lo que quieras pero con paciencia...hasta un niño feliz¡

Besos y esperamos tu tercer cuento.

Yolanda

María dijo...

se me ocurre algo que le ha costado un poco a Lucía pero que ya va poco a poco: do, sol fa, mi, re...y una flauta, tienes que tapar bien todos los agujeros porque sino suena fatal, una sola nota no dice nada, pero si a una le sigue otra y otra y otra....el resultado es precioso. Ella se ponía de mal genio y decía que no sabía...claro que no sabes(le contestaba yo) pero por eso mismo tienes que intentarlo una y otra vez y otra y otra y cada vez suena mejor...tienes que ver su sonrisa cuando sale la melodía.

a ver si te sirve.
muassss
maría

Meri dijo...

Silvia!!! Te diré que no me he olvidado de tu cuestión, es que he tenido pensar mucho!!! Pero no me olvidé!!! Mi idea es... un LABERINTO ;) A ver si te gusta!!! Un besito!!!

Adri y Nuri dijo...

HOla amore.... cuenta con nosotros a ver que te parece esto... Patinar sobre el hielo, dificil la priemra vez que te los calzas.. nunca sabrás si esas cuchillas tan finas, podrán aguantar tu peso. El miedo que pasas la primera vez que pisas el hielo es algo tan dificl de superar que a veces no puedes hacerlo e intentas caminar en el suelo de goma que hay antes de la pista, donde te pones los patines. te das cuenta que no te caes, que los patines te aguantan y que por muy fina que sea la cuchilla, sigues ahí de pie. El reto comienza cuando confiado entras en la pista de hielo e intentas mantener el equilibrio, cosa bastante dificl, por no decir imposible. Te caes, es dificil al igual que seguir las normas pero poco a poco despues de mucho caer, descubres que si te agarras o te ayudan no te caes con tanta facilidad y lo que en un principio era dificl se convierte en algo facil de hacer y no te cuesta nada. Igual que cumplir normas, al principio cuesta un mundo pero cuando ves los resultados merece la pena el esfuerzo y la satisfaccion de haberlo hecho bien.
Espero que os guste Un besazo.

pau dijo...

yo ya hablando de cumplir las normas me iría a la tabla tipo la super nany de gomets directamente, que es lo que a mí me ha ayudado siempre desde que mese tuvo dos años a que las normas se cumplan a rajatabla,incluso cuando le digo que los puntos los anoto en mi imaginación...sin pegar el gomet directamente....
y no te pares en el tercero...porfi