jueves, 17 de septiembre de 2009

¿Biológica o Adoptante?

¡Que terminé! ¡Y que he aprobado con muy buena nota! ¡Y que he aprendido muchas cosas! Sí, por fin tengo el “titulito” de EXPERTA UNIVERSITARIA EN ASESORAMIENTO EN MATERIA DE ADOPCIONES. La verdad es que tras un curso tan intenso, uno reflexiona sobre muchísimas cosas. Lo hice porque sabía que, personalmente, me aportaría muchas cosas. Y así ha sido. Estos días, por diferentes motivos, he estado reflexionando sobre la maternidad biológica y la adoptiva.
Creo que ya he comentado alguna vez que yo, a pesar de que no tengo ningún impedimento para ser madre biológica, decidí la adopción como mi camino hacia la maternidad. Cuando tuvimos que enfrentarnos al CI rebusqué entre foros, blogs, comentarios y millones de rincones de internet los posibles inconvenientes de ADOPTAR pudiendo TENER HIJOS. Aprendí muchas cosas de esas lecturas y la más importante es que… ¡cada caso es un mundo! Y el mío, podía ser diferente. Había una cosa que me sorprendía y es que parecía no haber ningún problema para ADOPTAR cuando ya tienes hijos biológicos, pero la cosa no planteaba igual cuando adoptar es tu primera opción.

Ahora miro atrás y sonrío. Sólo una vez durante toda la valoración me preguntaron ¿por qué? Fui clara en mi respuesta. No hubo ninguna pega. Puedes adoptar pudiendo tener hijos. En mi curso de postgrado hubo muchísimas cosas que subrayé y que iré compartiendo poco a poco, conforme vaya teniendo tiempo. Hoy quiero compartir algo que me encantó sobre las diferencias entre PATERNIDAD ADOPTIVA y PATERNIDAD BIOLÓGICA, y es lo siguiente: En la paternidad adoptiva existe toda una serie de manifestaciones sociales que no se encuentran en la paternidad biológica entre las que podemos destacar que no se realiza el mismo ritual de bienvenida del nuevo miembro de la familia (puesto que, en muchas ocasiones, ni nuestros vecinos saben que vamos a tener un hijo), existen unas incertidumbres añadidas durante el tiempo de espera puesto que LA ESPERA no tiene fecha prevista en un calendario lunar (dios… ¿cuándo llegará? ¡POR QUÉ NO SON 9 MESES!), existe una evaluación de las capacidades parentales (el famoso CI que trae de cabeza a todo adoptante) ni tampoco existe la preparación emocional apoyada por la fisiología que el embarazo reporta. Curiosamente tampoco existen modelos de comportamiento de los que poder aprender, ni se puede atribuir al abuelo/padre/hermano ese rasgo del carácter tan especial.

Y hoy recuerdo una pregunta que un amigo me ha hecho muchas veces: ¿por qué adoptas cuando implica mucho más sufrimiento del que supone tener un hijo biológico? Mucho más esfuerzo, mucha más espera… Y yo siempre contesto lo mismo: cuando lo sientes tan dentro, aunque desesperes, sabes que haces lo correcto.

8 comentarios:

sílvia.....esperant a l'ona dijo...

ahora entras poco en el blog tocaya, pero cuando lo haces entras a toda leche!!!!!!
como he llorado con tus palabras!!!!!! Diossssssss.........

que in teresante este curso, estoy deseando leer el capitulo 2.
ya sabes que a parte del nombre compartimos muchas otras cosas.......el hecho de poder ser madres biologicamente, y sin embargo tener tan claro el tema de la adopcion.

silvia....... aunque a veces la gente no nos comprenda, aunque piensen que estamos locos, y mil historias más, yo me río de todo!!!!!
ver a mi hija a mi lado y sentir que soy la mujer más feliz del mundo no tiene precio.
a veces me lo he callado, pero las ganas no me han faltado de dejar a alguna mama pesada e ignorante sentada en uns silla, y poder decirle que no sirve de mucho ser madre bio si antes de nada no has adoptado a tu hija desde el fondo del corazón, porque hay que ver como son algunas madres con sus hijos!!!!!!!!

madre no hay más que una, incluso en los niños adoptados, lo tengo clarísimo!!!!! otra cosa muy distinta es quien te dió la vida.

animos guapísima, serás una madre estupenda!

un besazo
tu tocaya!!

Uge dijo...

Yo pienso que la gente no se alegra igual cuando das una noticia u otra, pero yo al igual que tú paso del tema.
El día que me asignen, seré la mujer mas feliz del mundo.
Un saludo
Uge

Estibaliz dijo...

Muy interesante lo que comentas sobre el ritual de bienvenida. Espero tus próximos comentarios. ¿dónde has realizado los estudios que comentas?
un abrazo

Rocío dijo...

Buena pregunta guapetona!! Aunque ahora mismo muy dificil de responder para mí. Lo que sí tengo claro es que ser madre no significa más que amar incondicionalmente y eso se con seguridad que puedes hacerlo por ambas vias. Un besazo y muchos achuchones.

Ps Felicidades por el aprobado.

Mary Carmen y Fernando dijo...

Hola Silvia, entro a menudo en tu blog aunque no te comente, pero hoy el tema me ha llegado y me ha gustado mucho, tienes toda la razón del mundo la llegada de un hijo por la adopción no es celebrada de la misma forma por las personas que nos rodean que la llegada de un hijo biológico y la verdad no comprendo porqué.
Yo soy madre biológica y futura madre adoptiva, a mis hijos biológicos los engendré en el útero pero a mi futuro hij@ lo estoy engendrando en el corazòn y te aseguro que los siento dentro de mí de la misma forma y con la misma intensidad.
UN abrazo.

Beatriz dijo...

Soy madre biologica y espero ser madre adoptante, cuando llegue nuestro hijo no lo habre parido con dolor, pero lo habre esperado con todo el amor, paciencia y sufrimiento del mundo.
Creo que sera una fiesta en nuestra familia despues de tanta espera y a los demas que no entienden el porque adoptamos teniendo un hijo biologico pues que les den un curso de esos que tu haces jejejejejeje.

Nür dijo...

:D
A nosotros también nos lo preguntaron una sola vez, pero no hubo pegas de ningún tipo. Es lo que yo digo, teniéndolo tú claro, ¿quienes son ellos para decirte que no? :D

Tiene muy buena pinta ese curso! Enséñanos más!

Un besazo,
Nür

pau dijo...

Si tuvo que ser muy interesante el curso,si,.
Te diré que yo tampoco me planteé nunca nada,ni la diferencia siquiera,quería hijos,punto,llegó mese y hoy,tiempo después,te diré que la he parido,totalmente,totalísimamente,que el sufrimiento,la espera,la ansiedad,la angustia,la soledad super inmensa,la desesperación,y mil cosas más,me han demostrado totalmente que ahora,realmente,no veo diferencia alguna,y que aún te diré más,dudo mucho,muchísimo,que pueda haber diferencia alguna si algún día el destino me permite tener un hijo biológico.
bikiños mil
pau y mese