viernes, 12 de junio de 2009

El "nunca llegará"

Ilusión ante el comienzo, hambre de formación, sed de conocimiento, miedo ante las entrevistas, pánico ante la visita domiciliaria, estrés para preparar el expediente. Pronto tienes tu tesoro en las manos pero pronto te alejas de él para que viaje hacia una tierra extraña, hacia una cultura milenaria, sorprendente. Mientras él viaja de mano en mano, junto con otros tesoros, tú deseas que los días pasen para saber tu fecha, para conocer qué día marcará el comienzo hacia tu maternidad.

Es entonces cuando llega el día en que lo sabes. Sabes el día, sabes tu fecha de partida. A partir de ahí, la relajación te acompaña unos días hasta que las preguntas empiezan a acompañarte allá donde vayas. Te siguen. Sabías que la espera sería larga pero, hasta ahora, esa espera no dolía. Intentas una y otra vez escapar de las preguntas, esas que ahora ya empiezan a despertarte por las noches. Es entonces cuando devoras esa información que has ido recopilando; el día de la asignación, videos de la entrega, la adaptación, problemas del sueño, cultura milenaria, fotos, imágenes, enganche a foros, webs, blogs, asociaciones, cursos, charlas… formación, formación, formación.

La adopción rodea tu vida de un modo del que ya no puedes escapar. Es entonces cuando empiezas a entender a las personas que se alejan, que presentan su expediente y se olvidan, que aprenden a esperar de una forma diferente, alejados de preguntas, entreteniéndose con algo que no tiene nada que ver con hijos, educación, pediatría o adopción.

Ilusión, sed, miedo, pánico, estrés… Ahora toca la etapa de “creo que nunca llegará”. Y esa es últimamente la respuesta que últimamente doy a “esos pocos” que preguntan “cómo va lo nuestro”.

Cuando decides tener un hijo a través de la adopción sabes que el camino no será fácil. El tiempo pasa, pero el tiempo pesa. En breve hará 1 año que nuestros expediente duerme en China… pero dentro de muy poco hará 2 años que empezamos a caminar.

10 comentarios:

Beatriz dijo...

Seguro que llega. Quizas tarde mas de lo deseas, pero seguro que cuando llegue es porque tenia que ser ese y no otro tu hijo.
Espero estar leyendote cuando llegue el momento.
Beatiz

Anónimo dijo...

ME IDENTIFICO CONTIGO PERFECTAMENTE. ME FECHA DE REGISTRO ES DEL 15 DE ABRIL DEL 2007.YO TAMBIEN LLEGO A PENSAR QUE NUNCA LLEGARA...AUNQUE ME DUELE PENSARLO, PERO LO VEO TAN LEJOS.DESDE CORDOBA TE MANDO UN BESO , Y TE DOY MI MANO PARA CAMINAR JUNTAS EN ESTE LARGO CAMINO.

Laura dijo...

Eso nunca debes pensarlo...
Habeis pensado en un cambio de país o en abrir doble expediente?
laura.

mar dijo...

Claro que llegará, Silvia. No te desanimes.
Un abrazo

Manuel dijo...

Silvia se que esta siendo muy dura la espera, pero no os rindais luchar y conseguireis realizar vuestro sueño,a veces deseamos tanto las cosas que nos rendimos demasiado pronto, si es vedad que se pasa muy mal porque yo aunque mi espera fue mucho menor lo pase bastante mal, ahora estoy embarcado en mi segunda adopción y verdaderamente lo estamos pasando mal pero dia a dia seguimos luchando y espero no rendirnos asi es que ya lo sabes a todos por favor no abandoneis y si hace falta pues intentarlo por otros paises pero nunca dejeis de luchar por lo que mas deseais en este mundo.un abrazo y muchos animos, y si quieres visita mi blog y ya veras por lo que te digo todo esto.
Y YA VERAS COMO TODO LLEGA

yolanda y juanjo dijo...

Me ha encantado leerte.
Yo tengo la ilusión de que llegará, pero también me ha dado tiempo a sentir en nuestra espera de tres años a día de hoy, todo lo que tu has escrito.
Difícil camino... pero tiene que haber un final.
Un abrazo.

Nür dijo...

Parece que nunca llegará, pero al final lo hará, así que... un poquito más de paciencia.
No sé por qué, pero últimamente también es mi respuesta a quienes preguntan...
Un abrazo,
Nür

pau dijo...

Os aseguro que todo llega,todo.
Es un proceso demasiado duro,demasiado estresante,es un proceso que desgasta,pero que tiene al final del camino su inmensa recompensa,y si,llega.
pau y mese

Lyd dijo...

Esta larga espera requiere de un trabajo mental importante. No somos conscientes de la fuerza que tiene nuestro cerebro y el ejercicio infinito que requiere el poder dominar determinadas situaciones.
Haz este ejercicio, piensa en positivo, convéncete a ti misma de la fuerza que tienes porque tu, en el fondo de tu mente y de tu corazón, sabes que sí llegará y la única cosa que tienes que hacer para eso es esperar y ser fuerte y estoy segura de que lo harás.
Te envío muchos ánimos.
Lyd.

ludy11 dijo...

Ese es el sentimiento que tengo yo muy amenudo y quiero pensar que no es asi y que llegara, pero cuando???? cada vez veo mas lejano ese di y ya me estoy haciendo a la idea, peor por otra parte no me apetece tirar la toalla y entonces .... me vuelvo a ilusionar.

Animo que espero que ese dia llegua (aunque tarde)

Besos