lunes, 27 de julio de 2009

1 año... 12 meses... 365 días


1 año. 12 meses. 365 días desde que nuestro tesoro duerme en China. Hace ya 1 año que una persona totalmente anónima, desconocida para nosotros, decidió grabar el 28 de julio de 2008 en aquel conjunto de papeles cargados de sueños, ilusiones y esperanzas.



Miro atrás y parece que el tiempo se detiene. Puedo recorrer prácticamente cada día con solo mirar atrás. Recapitulo. Recuerdo. Pienso. Un cúmulo de sentimientos, sensaciones, alegrías y miedos. Sueños.


Nunca antes había escrito dirigiéndome a él, a mi peque pero HOY QUIERO HACERLO. Nunca antes me había atrevido a pensar en voz alta todo esto que siento desde hace ya mucho tiempo; quizás el miedo, quizás el intentar "no esperar", quizás la incertidumbre. Sé que no soy la única, porque son muchos los padres adoptantes que se plantean en algún momento de su camino hacia la paternidad el famoso "¿y si nunca llega?" o "¿y si llega demasiado tarde?". No, no soy rara... soy, sencillamente, una madre adoptante.

Así que hoy, con lágrimas en los ojos y sin poder articular palabra, por primera vez... Unas palabras de mamá;

Hoy hace 1 año. 1 año desde que aquel sobre en el que papá y mamá expresaban su enorme deseo de tenerte, duerme en China cada noche. Él está cerca de tí pero nosotros todavía estamos muy lejos; lejos en la distancia, lejos en el tiempo. Sencillamente lejos. Día tras día intento recordarme "hoy queda uno menos". Hay días fáciles, pero también hay días muy difíciles en los que siento que tu corazón, allá en el cielo de los "no nacidos", late un poco más lejos.

Hoy es un día de recuerdos, de esperanzas, pero también de miedos. Hoy río y lloro al mismo tiempo. Me pregunto cuánto tardarás en llegar a nosotros. Me pregunto cuándo vendrás, si vendrás, si no será demasiado tarde.

Hoy mamá quiere contarte que, a pesar de todo el tiempo que te ha soñado, nunca ha imaginado cómo eres. No sé cómo será tu pelo, no sé cómo será tu boca, no sé cómo serán tus orejitas, ni tus brazos, ni tus piernas. No sé si tendrás lunares, ni si tu cuerpo tendrá alguna marca que me haga reconocerte sin apenas mirarte. No sé si tu piel tendrá un color especial, si será pálida o quizás morenita. Pero hay algo de lo que estoy segura, un rasgo de ti con el que siempre sueño ¿sabes ya lo que es? Mamá está segura de que tus ojos son rasgados, como medias lunas. Tu carita tendrá unos ojos en los que cada día, cada noche, a cada momento, dos medias lunas me harán sonreir. Quizás sean medias lunas almendradas, quizás alargaditas, quizás grandes o pequeñas. No lo sé, pero serán las medias lunas más bonitas del mundo, tus medias lunas, las medias lunas de mamá.

Cuando imagino en cómo sería el momento en que te viera por primera vez, siempre digo que ese día me desmayaré. Papá se ríe y dice que "yo me lo perderé si me desmayo" pero mamá está segura de que la sensación de haber llegado al final, al comienzo de esa vida juntos, me quitará el aliento, la respiración y seguro que también la consciencia.

Otras veces imagino cómo serán las mañanas junto a ti. Imagino tus pasitos de camino a nuestra habitación, a nuestra cama. Me imagino haciéndome la dormida para, al dejar de escucharte, abrir los ojos y verte ahí, frente a mi nariz. Las más bonitas medias lunas jamás existidas me dan la bienvenida. No veo más... sólo tus ojos... Y me despierto.

1 año. 12 meses. 365 días. Muchas horas. Muchísimas horas.

No sé si llegarás. No sé si algún día podré contar cómo fue mi desmayo, cómo fue la sensación de abrazarte por primera vez, de sentir esos latidos sobre mi estómago. No sé si algún día podré dejar de soñar en ti para empezar a soñar contigo.

Hoy, 1 año después de que China supiera que te buscamos, sólo sé que si nunca existes, si nunca llegas a casa, si no tengo la suerte de poder estrecharte entre mis brazos... Mamá te promete que te disfrutará en todos y cada uno de los ojos de medias lunas que se crucen en mi camino. 1 año es mucho tiempo... pero una vida es mucho más.

Te quiero tesoro. No tardes en llegar. Estamos ESPERÁNDOTE.

Tu mamá
28 de julio de 2009

10 comentarios:

Laura dijo...

1 año es mucho tiempo si, pero tambien pasa rápido... estoy segura que si miras adelante, piensas en un año y te parece una eternidad, pero si mirás atrás, un año ha pasado rápido... es la magia del tiempo.
Laura.

mar dijo...

Esperaremos lo que haga falta, Silvia. Hasta el final. Tus ojitos estarán algún día a tu lado para siempre.
¿Has visitado el blog de Silvia, de Hilo Rojo? Ha puesto un gráfico de los días que quedan por asignar hasta mediados de agosto y, sacando el 29 de marzo que está cargadísimo, luego la cosa se aligera bastante. ¡¡Ojalá avancen las cosas y vuestra fecha os dé buena suerte (28 y 2008, dos ochos)!!!
Un abrazo
Mar

Vientomi dijo...

Sí que legará, si en su debido momento. Mientras a esperar y celebr lo ya caminado!
Victòria

asun dijo...

Me has emocionado con tus palabras, ya que has expresado exactamente lo que siento.Solo decirte que si,que aunque haya dias que no nos lo creemos,nos queda menos para abrazar nuestro sueño,y que seguro tiene que llegar.Un abrazo

Beatriz dijo...

Un año menos para abrazar a tu hija. Seguro que lo consigues, costara un monton, pero la vas a tener en tus brazos.
Besos
Beatriz

Rocío dijo...

Felicidades guapetona! Un año menos para estar junto a esos ojos que te esperan en China. Mira tu correo. Besos

Lola dijo...

Hola Silvia,
Nuestra fecha también era el 28 de julio, pero del 2005 y la tenía grabada a fuego.
Me sentía igual que tú, lo deseaba tanto que creía que nunca llegaría.
Pero llegó igual que llegará la tuya, y lo llenará todo y se te olvidará todo, igual que a mí se me ha olvidado el día que era hoy.
Sólo tendrás ojos para ella y te parecerá la criatura más preciosa, una simple sonrisa suya borrará de un plumazo toda la espera.

Ánimo y muchos besos que tienes la fecha más bonita y sé que te dará mucha suerte.

Lola

Nür dijo...

Dichoso tiempo que nos tiene a todas con un nudo en el corazón...

Un abrazo, guapísima!
Nür

PILI dijo...

Muchísimas felicidades por ese año, quieras que no ese ya lo tienes recorrido y ya lo puedes descontar del paciente camino que os lleva hacia vuestro/a peque.

Un beso muy grande.

Pili

sílvia.....esperant a l'ona dijo...

felicidades familia!!!!!!
un añito menos que queda para llegar a ese extremo del hilo rojo!!!

silvia.....estoy convencida que llegará, tendremos que esperar, pero cuando llegue el momento llegará, y te convertirás en la mujer más feliz del mundo!!!!!

un besazo
sílvia