miércoles, 28 de mayo de 2014

28 de mayo

Muchos años... muchos meses esperando... así que hoy he decidido celebrar el presente. La espera es terrible, es dolorosa, es cansada... pero te pone delante enseñanzas que te hacen vivir la vida de otro modo. 

Una de las mejores enseñanzas de esta espera ha sido "vive el presente". Ya en la última idoneidad la psicóloga me felicitaba por tener un ci positivo pero me decía que dejara de vivir la maternidad, que dejara de leer, que dejara de prepararme... que no fuera madre antes de hora porque dejaba de vivir el presente y ya tendría tiempo de vivir la maternidad cuando llegara la adopción. 

Y esto es precisamente lo que hago desde hace unos meses... Vivir el presente. Olvidarme a diario de que la espera existe. No preocuparme por si llegará o no llegará. Pasan días completos e incluso meses sin recordar que espero porque estoy demasiado ocupada viviendo el presente. 

Y es que sólo viviendo el presente, adentrándote en todo aquello que te rodea, prestando atención y dedicando tiempo a aquellos a los que quieres. Y es que dar te hace mucho más feliz que recibir. 


4 comentarios:

María J. dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices y te felicito por conseguirlo, porque no siempre se puede a pesar de intentarlo, a veces se me hacia muy cuesta arriba.

Pero viviendo el presente, disfrutando de todo lo que te rodea se consigue estar tranquila, ser feliz y cuando llegue el momento de ser mamá, llegará, y estarás pletórica y preparada.

Un beso
María J.

Anónimo dijo...

Buena entrada, si señora. Me hace falta aplicarme el cuento y convertir estos años de angustia, en años productivos. Seguro que lo releo mucha veces

Manuel - Padres Primerizos dijo...

Es lo que deberíamos hacer pero a veces resulta un poco complicado...

Seoane Melliz dijo...

¡Vaya! Pues felicidades si lo haz conseguido . Todos deberíamos hacerlo .

http://serendipeandoagusto.blogspot.com.es/