viernes, 29 de abril de 2011

Sentimientos

Todavía no tengo la suerte de saber qué se siente cuando recibes la llamada en la que te dicen que ERES MADRE. Todavía no sé cómo te tiembla la voz, cómo te caen las lágrimas. A veces lo intento imaginar cuando leo los blogs de personas cercanas, esas personas a las que sin conocer de nada te sientes afin o allegada. Se me eriza la piel, se me llenan los ojos de lágrimas, se me acelera el pulso o incluso durante unos segundos me quedo sin respiración (esto lo sé porque siempre se me acerca alguien que me dice: "respira" porque yo no me doy ni cuenta que llevo unos segundos sin respirar).

Cuando ves tu asignación tan lejos, cuando ves que por diferentes motivos tu camino se complica hasta el punto en que necesitas casi un milagro para que llegue, te planteas muchas cosas. La espera es muy larga y da lugar a pensar demasiado en qué ocurrirá.

Y esto es lo que me ocurre en ocasiones. A veces me pregunto si mi camino hacia la maternidad adoptante sólo me ha llevado a hacer un máster sobre adopción o a escribir dos cuentos. A veces me pregunto, al mirar mis cuentos sobre la estantería, si algún día podré compartir la foto leyéndole estos cuentos a mi hij@. A veces me pregunto si no los escribí para todos los vuestros, y que el mío nunca llegaría.

Y hoy, al leer que ¿Por qué no estuve en la barriga de mamá? es el libro más vendido por 5º mes consecutivo en AFAC (asociación de familias adoptantes en China) me pregunto si todo esto no es un milagro. ESPERÁNDOTE va de su mano, un poco rezagado pero son muchísimas las familias que compran ambos cuentos. Cierto es que ESPERÁNDOTE narra la espera de una adopción internacional y que ¿Por qué no estuve en la barriga de mamá? es válido para todas las familias adoptantes y no adoptantes que buscan respuestas.

Tenemos otro proyecto en mente que está parado desde hace tiempo. En él se cuentan los sentimientos pero desde el punto de vista del adoptado. A ver si nos ponemos manos a la obra y algún día no muy lejano, ponemos dibujos, color y magia en otro cuento.

Muchas gracias a todos los que tenéis nuestros cuentos en vuestras estanterías, en el suelo o en algún rincón de vuestros hogares.

8 comentarios:

Ester dijo...

Silvia, cariñet, claro que tú peque llegará!!!como no va a llegarrrrr...simplemente va a tardar más, sé que no es ningún alivio...pero a mi me quedan aún unos 5 años por delante, y por ese motivo te comprendo perfectamente.

Yo soy una de las que tiene tus libros junto con las coistas de mi peque...mi gran tesoro...cada vez que abro el armario y veo allí todas sus cositas: el osito, el pijamita, tus libros, chupetes, baberos...me emociono solo de tocarlo.

Muchos besitos, ESter

Beatriz dijo...

Como que tus deseos de ser madre adoptante SOLO te ha llevado a escribir 2 cuentos.... Se que esos 2 cuentos se queden en nada al lado de ser madre, pero a las que esperabamos nos han hecho muy felices, nos han ayudado a esperar y ahora nos ayudan con nuestros hijos a compartir y explicarles CUANTO LOS HEMOS DESEADO SIN NI SIQUIERA CONOCERLOS....
Algun dia llegara tu hija y entonces todassss estaremos aqui para bloquearte el blog a mensajes...
Sabes que una de las cosas que recuerdo con mas cariño del dia que me comunicaron la asignacion es tu voz???? Tu voz preguntandome que se siente al verle la carita...........
ya estoy deseando ver el proximo libro

Maro dijo...

Hola Silvia,
Nos ha llegado el cuento "Esperándote". Un cuento precioso que nos ha emocionado
Besos

manuela dijo...

Querida Silvia que suerte tenemos de poder contar con tus cuentos, con tus comentarios, con tu amistad!!
No lo dudes llegará ese día llegará y compartiremos ese momento.
UN ABRAZO INMENSO
Manuela

María J. dijo...

Hola Silvia, leo en tus palabras un poco de tristeza, por lo lejos que ves. Solo puedo decirte que tienes que animarte, que debes estar alegre y orgullosa del camino que estas recorriendo, porque tarde o temprano estarás abrazando a esa criatura que ha nacido para ti, solo es cuestion de tiempo. Además los milagros existen, cada día, en cada momento, ocurren, solo tienes que "esperar" el tuyo.

Un besazo,
María J.

pau dijo...

Silvia,todos hemos pasado por este momento,esto es así,no te preocupes,no desesperes,llegará,cómo no,claro que sí!!!mira,yo he llegado a creer que hasta con la foto de mese en la mesilla tenái que renunciar,tuve que firmar un crédito 24 horas antes de salir a buscarla,de veras que hasta que me ví allí,dudé de la posibilidad real,tuve miedo,pánico...pero mira,aquí estoy!!!y ahí estarás tú,en unos añitos,con tus libros,y tu enano o tu enana en tus brazos mientras su mami le lee las historias mágicas de la adopción...
Piensa en que tu tiempo ha sido invertido en llenar de felicidad a muchas familias con tus historias,y que,sea como sea tu reacción,tu momento,tu llamada...por que no hay dos iguales,será la tuya,la que recordarás siempre y la que te pondrá la piel de gallina el resto de tu vida.
bikos
que seguiremos aquí cuando ese momento llegue,eh!!!
pau y mese

Anónimo dijo...

Camiseta,muy fácil,recortas una base,la forma que quieras,yo propuse el corazón rojo,tamaño según donde la quieras pegar,sobre esa base pegas uno a uno los círculos bien doblados,puedes coserlos también.claro,si los colocas en la posición de la foto,y no destiñen,nada,lo he probado incluso lavando con ropa toda blanca,y fabuloso,sale además casi seco el fieltro de la lavadora.
bikos
pau

jinghai dijo...

llegara,las cosas del corazon siempre acaban bien,un beso y gracias por lo que escribes,mi niña se los mira y remira.