miércoles, 30 de julio de 2008

Sigo adicta a la página del MTAS

Cada día tengo más claro que seremos AGOSTINOS. No suena mal, ¿verdad? Y la página del MTAS día tras día sin actualizar... un desastre. Desde que publicaron la última actualización tengo el presentimiento de que vamos a tener fecha de registro el día 4. ¡O el 5! No sé por qué... chorradas de estas de futura madre adoptiva que no deja de pensar. Tengo la sensación de que me han conectado una parte del cerebro a China y que no puedo desconectar ni cuando duermo. ¿Se siente una así cuando va a tener un hijo? ¿O es únicamente síntoma de madre adoptante? Quizás eso de llevarle dentro hace que no tengas una neurona o dos o tres o a saber cuántas conectadas a un hijo del "cielo de los no nacidos".
Y eso que la espera no ha hecho más que comenzar... Hoy no dejo de pensar en todos esos padres y madres que llevan sentados en el banco de la paciencia durante tantos y tantos meses... años... De verdad... ¡es para levantaros un monumento! ¿Existe medicina para la espera? ¿Algo que haga que mi neurona se desconecte de China al menos unos minutos al día?

2 comentarios:

trini y pepe dijo...

Cariño miiiiiiiiiiiiiio!! Que me tienes también en un sin vivir waiting for tu fecha!! A seguir tirando del hilo. No nos queda otroa. Ah... y.. No...No hay medicina. Lo siento. No hay. Pero siempre te puedes arrimar al abrigo de los amigos adoptantes... son la mejor terapia natural en estos casos de desesperación...Y si... si que estás ya ligada a china pa siempre!!...Eso, tampoco lo podemos remediar, a no ser que nos echen!! jajajaja!!!. Sueña con tu tesoro, siéntelo dentro... y disfruta cada minuto...
Trini.

sílvia.....esperant a l'ona dijo...

hola wapisimaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!
aquí aprovechando una parada tecnica para saludarte y desearte toda la suerte del mundo en tu fecha de registro!!!!!!!
oyeeeee....mandame un correo porfa si sabes la fecha e intentaré conectarme desde lanzaroteeee, ok?????
niña que me estoy poniendo nerviosa hasta yo!!!!! jajajajajja

besotes wapisima, y que vivan las coincidencias y las semejanzas...jajjajajajajjaja